viernes, 19 de diciembre de 2008

¡Feliz solsticio de invierno!

.
.
.
.
.
.
En el solsticio de invierno, hacia el 21 de diciembre, la duración del día y la altura del Sol sobre el horizonte son mínimos. A partir de entonces, los días comienzan a alargarse lentamente, cada uno que pasa hay un poco más de luz.
Por eso la Religión Antigua celebra el solsticio invernal como el retorno del Sol, tras su triunfo sobre las tinieblas. Por eso, durante estas fechas, era celebrado el nacimiento de los dioses solares, como Osiris, Dionisos, Mitra, etc., con la fiesta del "Nacimiento del Sol Invicto". Por esas fechas, se prendían hogueras para danzar a su alrededor, como símbolo de renacimiento y esperanza en la fertilidad futura. Se hacían treguas, sobre todas las disputas, y las gentes celebraban banquetes colectivos obsequiando a sus allegados.
Aunque la Naturaleza parecía sumida en un sueño profundo, todos sabían que sólo dormitaba, que su quietud y silencio eran sólo aparentes, pues en su interior la Madre Tierra se estaba renovando, estaba fabricando la primavera.
.
¡Felicidades a todos! ¡Que la Diosa Madre, la Madre Tierra, nos traiga salud y prosperidad!

3 comentarios:

Pilar dijo...

Unas fotos preciosas.

Pilara dijo...

Las fuerzas de la Naturaleza se alían para que este sea un tiempo de balance y reflexión. La climatología, por lo menos en estas latitudes, también ayuda al recogimiento buscando, como referencia, el calor del hogar.
Es momento de reorganizar nuestras ideas, tomar fuerzas, formular nuevos propósitos y coger impulso para afrontar el nuevo ciclo que se nos presenta llenos de vitalidad y optimismo.

¡¡Felices fechas y muy venturoso ciclo nuevo!!

Salud y fraternidad.

Anderea dijo...

¡Qué bellezones de fotografías, Alkaest!

El 21 de diciembre es mi cumpleaños y hasta este año no me había dado cuenta de que nací en un día tan especial. Y ya llevo 51.

Tomaré tus fotos como un regalo indirecto que podré contemplar aquí siempre que quiera.

Gracias, Alkaest.