jueves, 17 de junio de 2010

“Y si junio viene ruin…”

Dice la humana sabiduría popular, que: "Hasta el cuarenta de mayo, no te quites el sayo. Y si junio viene ruin, hasta el fin". Este junio, desde luego, ha venido de lo más ruin. Calores anticipados, al par que exagerados, lluvias tardías y torrenciales, fríos destemplados fuera de fecha...
Yo, por si acaso, cual felino prudente que me precio de ser, he recurrido a refugiarme tras este poderoso amuleto de la Diosa Madre, que me obsequió un travieso duendecillo llamado Syr.
. Si hubiésemos repasado el refranero, cuando era ocasión oportuna, quizá habríamos estado más prevenidos respecto al clima loco de junio:
.
Hasta que pase san Juan no te quites el gabán.
Por bien o por mal, no te quites el sayo hasta san Juan.
Lluvias en junio, grave infortunio.
Tormentas por san Juan, quitan vino y no dan pan.
Aguas por san Juan, vinagre a la Navidad.
San Pedro lluvioso, treinta días peligrosos.
. Sin embargo, a pesar del tiempo loco, no debemos descuidar las labores propias de la época, si queremos obtener los frutos correspondientes:
.
Cuando junio llega, busca la hoz y limpia la era.
Ara por san Juan, si quieres coger pan.
Por san Bernabé, la siega de prados está bien.
Entre san Juan y san Pedro, esquila al perro.
Por san Juan brevas, y por san Pedro las más buenas.
Quien quiera los higos ver nacer, madrugue por san Bernabé.
.
Porque, como no hay mal que cien años dure... ni cuerpo que lo resista, al final saldrá el arco iris, señal cierta de la tregua que nuestra Madre Naturaleza nos da, tras habernos refrescado la memoria sobre quién manda, de verdad, en este planeta, y qué cosas son las que merecen la pena.
.
Cultivo una rosa blanca
en Junio como en Enero,
para el amigo sincero,
que me da su mano franca.
Y para el cruel que me arranca
el corazón con que vivo,
cardo ni ortiga cultivo,
cultivo una rosa blanca.

(José Martí).
.
Salud y fraternidad.

6 comentarios:

Syr dijo...

De Syr a Sir, de duendecillo a noble Crispín, habré de ilustrarle que ese tótem tras el que se refugia, le ha de preservar de tormentas, del rayo y del “mal de ojo”. Y aún es más, afirmo a su señoría que les protegerá de los “tuertos de espíritu”, que no son otros que aquellos humanos que no aprecian más allá de su propia entidad.

Afortunamente, no es el caso de sus nobles "inquilinos".

Salud y románico.

pallaferro dijo...

Hola Crispín!

Te has fijado que el índalo y el arcoiris guardan una similitud de forma?

Y, curiosamente, ambos me traen gratos recuerdos...

Un "miau",




PD. Recuerdos a los ocupas de tu madriguera.

Alkaest dijo...

Gracias noble Syr, en los tiempos que corren todo tipo de protección es bueno, y si proviene de una amigable buena intención, mejor que mejor. Es sabido, que los "tuertos de espíritu" son producto del "ojo por ojo", y como remedio para ello propongo cultivar rosas blancas, para todos. Y el que se pique...
_______________

Compadre Pallaferro, cual humano de la pirenaica raza, veo que eres persona ilustrada.
Has captado rápidamente mi simbólico mensaje oculto, pues, en efecto, quería establecer una concordancia entre la primera imagen -el arco que hace el indalo-, con la imagen final -del arco iris-.
Si esa similitud, es casual o significativa, quede para ejercicio de buenos juicios.

Salud y fraternidad.

Pilara dijo...

Queridísimo Crispín, no me cabe ninguna duda de que lo que realmente merece la pena en esta vida es eso, VIVIRLA. Y sé a ciencia cierta que al final lo que más nos llena de satisfacción son las pequeñas cosas...
Un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna...y es que el tamaño no importa. Aunque aquí también decimos que burro grande, ande o no ande. Ya ves que somos una pura contradicción.

Un besico muy pero que muy grande.

sirena dijo...

Curiosos refranes, preciosas fotos, y lo mejor de todo las reflexiones,muchos saludos, Sirena

Alkaest dijo...

Es todo un honor, para un sencillo gato como yo, que toda una sirena se digne visitarme, y precisamente por estas mágicas fechas de agua y fuego...

Aunque seas mitad humana, y mitad sardina, en honor a estos festejos lo pasaré por alto, sin hacer caso de mi instinto felino.

Que el solsticio te traiga lo mejor.

Mmiiaaarramamiauuu.