martes, 14 de septiembre de 2010

"Conmigo vais, mi corazón os lleva..."

Campos de Soria (VIII).
.
He vuelto a ver los álamos dorados,
álamos del camino en la ribera
del Duero, entre San Polo y San Saturio,
tras las murallas viejas
de Soria -barbacana
hacia Aragón, en castellana tierra-.
.
Estos chopos del río, que acompañan
con el sonido de sus hojas secas
el son del agua, cuando el viento sopla,
tienen en sus cortezas
grabadas iniciales que son nombres
de enamorados, cifras que son fechas.
.
¡Álamos del amor que ayer tuvísteis
de ruiseñores vuestras ramas llenas;
álamos que seréis mañana liras
del viento perfumado en primavera;
álamos del amor cerca del agua
que corre y pasa y sueña,
álamos de las márgenes del Duero,
conmigo vais, mi corazón os lleva!
.
[Antonio Machado, Campos de Castilla (1907-1917)].
.
Salud y fraternidad.

4 comentarios:

juancar347 dijo...

¡Sublime! Ya decía yo que esa desaparición era para algo muy, pero que muy vital. Ningún escenario mejor para una demostración de afecto que este machadiano paseo de los enamorados...Otra excusa para volver: a buscar el árbol de Alkaest y Polvorilla. ¡Bien hecho, Magister!

Lima dijo...

yo también puse el nombre mio y el de mi Paloma en un arbol de este paseo, nunca se lo habia dicho a nadie que no fuera de la familia. Gracias por compartir y hacernos recordar.

Pilara dijo...

¡Qué bonito es el amor! compadre Alkaest...

"Río Duero, río Duero,
nadie a estar contigo baja,
ya nadie quiere atender
tu eterna estrofa olvidada

sino los enamorados
que preguntan por sus almas
y siembran en tus espumas
palabras de amor, palabras."

Un besico.

Baruk dijo...

...mmm... que románticos son algunos pájaros viajeros, que cosas dicen y que cosas hacen... aunque ya lo decía aquel sabio tan sabio: al contacto con el amor, todo el mundo se vuelve poeta

PD. Confieso que la sensación de ver esos dos nombres escritos con su corazoncito y todo ha sido, bueno...ya os lo diré cuando nos veamos.

Abracines varios